Sermones en español

Culto de enseñanza matutino

Tres grandes fortalezas

2 Timoteo 1.7
Los dones de Dios —aptitudes y talentos— dados a los creyentes para testificar por Cristo deben ser alentados frecuentemente; literalmente Pablo dice: avivar. El mensaje presenta cómo hacerlo, y también vemos las tres grandes fortalezas que tenemos del Espíritu que nos capacitan para hacerlo.
Culto evangelístico vespertino

Nuestras limitaciones humanas

Juan 15.5
La afirmación de Cristo de que sin Él la gente no puede conseguir nada se refiere primero a las cosas espirituales, pero también a todo lo demás en la vida. ¡Cuán limitada está la humanidad! Aquí se presentan los principales defectos, el factor faltante que los causa, y la gran diferencia que representa conocer a Cristo.
Estudio bíblico

La formación de José

Génesis 37.1
¡Catorce capítulos que cubren la historia de José! ¿Cómo no va a ser tal libertador un tipo de Cristo? Debemos rechazar ideas triviales como que Jacob malcrío a José, y que este fue desleal e ingenuo al informar de los pecados de sus hermanos y contarles sus sueños. El mensaje presenta las realidades de su formación espiritual.
Culto de enseñanza matutino

Principios Cristianos

2 Juan 1.6
Culto evangelístico vespertino

Los muertos vivificados

Juan 5.28
Estudio bíblico

Celo cristiano

Apocalipsis 3.19
Culto evangelístico vespertino

Los imprevistos de la vida

2 Reyes 5.1-4
Culto de enseñanza matutino

Las 4 “C” del Matrimonio Cristiano

Genesis 2.1
Culto de enseñanza matutino

Todas sus necesidades suplidas

Filipenses 4.19
Pablo dice que Dios provee nuestras necesidades, no que Él de recompensas terrenales excesivas, como afirman los herejes de la prosperidad. Aquí se explican las condiciones. Aquí también se definen las “riquezas en gloria”, y se explica cómo toda la gloria debe ser suya, y no asignada a los instrumentos humanos.
Culto evangelístico vespertino

Casi un cristiano

Hechos 26.28
El rey Agripa dijo a Pablo, en efecto, “Vas a hacerme cristiano en cualquier momento”. Aquí su muestran las diferencias entre el conocimiento de la fe y la experiencia real del poder salvador de Dios; también aquí se explica por qué tenemos renuencia a rendirnos ante Dios, y cómo resolver esto.